Quien Somos

En 1.950 fabricábamos ataúdes transportándolos a municipios en caballerías. Más tarde se compraban, se forraba y acolchaba el interior en telas purpura y herrajes de fuerza que se reutilizaban.

En 1.989 hicimos un tanatório, el primero de la provincia de Lérida a excepción del de la capital.

En 1.990 estrenamos el primer coche fúnebre todoterreno necesario en nuestra geografía.

Ahora ofrecemos servicio a l’Alta Ribagorça catalana y aragonesa así como el Valle de Aran.

Nuestro objetivo es ofrecer la mejor atención y servicio en esos momentos difíciles, contando con un gran equipo de profesionales del sector de la funeraria en Vielha y el Pont de Suert.